Tag Archives: comienzo

Caminito

No existe mejor lugar para los enamorados que el mundo, que las cosas cotidianas de la vida; pequeños pasos de colores que van decorando nuestro destino con sus matices. Caminamos de la mano como si fuéramos extraterrestres que no conocen otra forma de vida en este planeta neandertal. Vamos descubriendo a los invisibles guardianes de […]

Camino a Buenos Aires

Irse, desaparecer, reintegrarse… dejar todo lo que antes nos ató a una realidad poco nuestra; a una prefabricada por los parámetros de la moral y la dialéctica. Luchamos por convertirnos en seres libres, personas que comprenden la belleza del espíritu y que creen en las incógnitas interespaciales. No conformes con sólo nacer, con sólo crecer, […]

Con cariño para el nuevo comienzo

Con el sabor a nostalgia pegado en los labios, con ese sutil brillo  que dejan los abruptos finales, te dedico este último beso. Polvoreo mis mejillas de vivos carmines, de ayeres olvidados, de nuevos amaneceres para que en  el corazón se guarde sin rencor el pasado que nos ha marcado. Acomodo mi cabello antes de […]

Buenos Aires más no Buenas Noches…

Mientras la mayoría de ustedes se encuentra en la playa o descansando en casa para esperar el año nuevo, nosotros estamos un poco atareados buscando donde quedarnos en Buenos Aires. Tenemos esperanza de que los dueños de las hosterias se apiaden de nosotros y que podamos recervar alguna cosa para no llegar a las carreras. […]

Miren lo que Santa nos trajo!!!!

Al parecer Santa se compadeció de nosotros y decidió traernos algunas cosas que consideró nos serán útiles: Casa de campaña. Por fin tendremos casa de campaña!, ahora nada nos impedirá dormir juntos bajo las estrellas. Termos para cafe. Los que me conocen bien saben que necesito mi buena dosis de cafeína para iniciar mi día. Una bolsa cuida […]

Cat con botas!!

Como preparativo número 1, me llevaron a un chequeo general al hospital. Una hora después y varios cientos de pesos, mi madre y yo decidimos que no tenía nada y mejor nos fuimos a buscar cosas más útiles. Buscamos por todas partes unos zapatos decentes para caminar, mi madre estaba preocupada de que se me […]

Te gustaría ir al fin del mundo?

Le sonreí. Él me miró fijamente con esos ojos amarillos que Dios le dio sin poder creer lo que le estaba diciendo. Sin tener más de dos meses de conocernos y sin saber que esperar el uno del otro, nos prometimos embarcarnos en un viaje sin fecha de retorno. Ambos con las pupilas dilatadas, con el sobresalto que siempre causan las nuevas emociones, ambos felices.